¿Hasta dónde llega la Ley?

En España el artículo 8.2 del Real Decreto 287/2002 que desarrolla la Ley 50/1999 dice que los animales potencialmente peligrosos deben llevar bozal e ir atados en los lugares públicos y los dueños que no tomen esas precauciones son multados por la policía desde hace ya unos años.

descarga
En estos días vemos en las redes sociales la conmoción causada por ver como a veces las cosas se llevan a los extremos y ante la falta de dinero para comprar correa de cuero para perros o simplemente porque la persona en cuestión no tenga otra solución a su alcance, se llegan a ver completas atrocidades por evitar las multas.
En EEUU la perra de 15 meses Caitlyn que supuestamente vivía en la calle ha sido maltratada por su “dueño” o peor aún, por un ciudadano cualquiera que la dejó durante más de 36 horas con el hocico precintado con cinta adhesiva. Todavía se desconoce al autor de los hechos pero lo que está claro es que una multa económica o la molestia de oír ladrar a un perro no son motivos coherentes para maltratar de esa forma a un animal.
En torno a las molestias que pueden causar los perros se suelen escuchar multitud de comentarios tanto en defensa del animal como en defensa de la Ley establecida pero lo cierto es que si lo hizo por evitar una sanción económica, finalmente la acabará pagando y además irá a cárcel. Por desgracia es común que la ira del ser humano se descargue contra seres indefensos y se baraja un perfil de criminal similar al que sería capaz de asesinar a un niño o maltratarle por la sencilla razón de que no puede defenderse.
La perrita podría quedar desfigurada y le espera un largo proceso de operaciones y recuperación para reponerse de su mala experiencia. La asociación que se está haciendo cargo de ella está movilizándose a través de las redes sociales para financiar todo el proceso. Es probable que si la perrita sobrevive tenga padres de adopción dispuestos a darle cariño pero quizá la confianza con el ser humano sea una herida difícil de curar.

Esperando que la Ley cumpla su cometido y se haga justicia quizá sea también buen momento de plantearnos si las leyes son las adecuadas y si todos los productos para mejorar la salud del perro, correas y collares para perros deben ser obligatorios y estar financiados, al menos en parte, para que todo el mundo pueda cumplir la Ley sin verse en la obligación de usar cinta adhesiva u otros materiales no adecuados.


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...